/* FONT-AWESOME */ /* GOOGLE ANALYTICS */

10. Museo de los Mártires


Los años comprendidos entre 1936 y 1939 fueron años muy complicados para mí y para el resto de España. Al estallar la Guerra Civil Española, en 1936, me encontraba en Madrid. Debido a la intensa persecución religiosa, estuve ejerciendo clandestinamente el ministerio sacerdotal, viéndome obligado a refugiarme y salir de Madrid. Tras una larga huida a través de los Pirineos, hasta llegar al sur de Francia, pude regresar de nuevo a España y trasladarme a Burgos.
Mientras yo me encontraba en Madrid, la guerra llenó de sangre las calles de España. Barbastro fue testigo del martirio de 51 jóvenes misioneros que entregaron su vida por fidelidad a su fe. Esto ocurría el 20 de julio de 1936. Hoy se les conoce como los Beatos Mártires de Barbastro.

Museo de los Mártires. Exterior

Situado en la calle Conde, junto a la iglesia de los Padres Misioneros, este museo recuerda a los 51 Misioneros Beatos Mártires Claretianos de Barbastro. Todos ellos fueron fusilados por milicianos anarquistas en los inicios de la Guerra Civil Española. Años más tarde, el 25 de octubre de 1992, fueron beatificados por san Juan Pablo II. Su festividad se celebra el 13 de agosto.

Con motivo de la beatificación, la Provincia Claretiana de Aragón decidió la construcción de esta casa-museo, que se inauguró el 15 de noviembre del 1992. La museóloga Purificación Fernández, carmelita misionera, fue la encargada del montaje.

 

La visita al museo

El edificio cuenta con diversos espacios expositivos y de culto:

  • Hall, donde hay un salón para acoger a los grupos. Aquí se pueden contemplar dos maquetas históricas de los espacios que habitaron los jóvenes mártires en la Plaza de la Constitución. Las maquetas incluyen las reproducciones del Ayuntamiento, el Colegio Escolapio y la casa de las Hermanitas.
  • Sala con escritos y recuerdos de las semanas que pasaron los jóvenes en el salón de actos del Colegio Escolapio, en esa época convertido en cárcel.
  • Capilla Martirial, en cuya cripta se encuentran sus reliquias. La capilla comunica con la contigua iglesia del Corazón de María, abierta al culto.
  • Subimos al primer piso, en el que hay una sala con exposición de documentos y efectos personales de la época en que fueron seminaristas, así como obras pictóricas en su recuerdo.

El Museo de los Mártires se completa con el Museo Claretiano, compuesto por dos salas: una dedicada a san Antonio María Claret y otra a la actividad misionera de la congregación claretiana en el mundo.

PUNTOS DE INTERÉS
INFORMACIÓN ADICIONAL DEL MUSEO DE LOS MÁRTIRES
Contacto
Horarios
  • Visitas guiadas
    Martes – domingo: 10, 11, 12, 16, 17 y 18 h
    Lunes cerrado